domingo, 7 de enero de 2018

La grieta de los esclavos

6-1-2018

El ahorro, es la base de la fortuna; la deuda, de la pobreza.

Antes nos enseñaban a ahorrar, ahora a endeudarnos, ¿por qué? Los que nacieron en la década del cincuenta recordarán la vieja Caja de Ahorro Postal, y que a todos, o casi todos, los chicos de escuelas primarias les abrían una cuenta y daban una libreta donde había que pegar estampillas, de distintos valores; estas se compraban en cualquier sucursal de correo, en todo el país; yo tuve dicha libreta por muchos años, era muy práctica, ya que si te trasladabas a cualquier parte del país, con solo ir a una sucursal del Correo Argentino podías retirar o depositar tu dinero; entonces no había cajeros automáticos, ni tarjetas, etc. Dicha Caja se liquidó, desapareció, en los noventa.
La idea de nuestros padres y abuelos, y la política de entonces al fomentar el uso de la libreta, era para que los chicos aprendan a ahorrar. Claro por entonces no sabíamos lo que era la inflación, que esta empieza a crecer en los sesenta y en 1975 explota con el “rodrigazo”, luego hubo otras fuertes crisis inflacionarias, siendo la mayor, hasta ahora, la de 1989; y es así que desde aquellos años convivimos con ella; la inflación se ha instalado como una endemia a la que nuestra mente y espíritu parece están resignados.
Una excepción a esta regla fue la “segunda década infame”, así llaman a los noventa, donde de tener en 1989 un cinco mil por ciento de inflación anual pasamos a tener en dos años, en esa “década infame”, inflación cero o uno por ciento mensual. Para mí y la gran mayoría fue algo increíble ya que recuerdo lo duro que fueron los años alfonsinistas, teniendo que pagar alquiler, las indexaciones sucesivas, que entrabas al supermercado con un precio y salías con otro, los servicios carísimos y decir pésimos es poco; y esto no lo recuerdan, o no quieren recordar los sesudos analistas políticos y económicos que a diario nos acribillan con sus interesadas opiniones en los medios.
Luego, en la siguiente década vino el desastre, y la “culpa”, el único responsable de la debacle la tuvo el que se había ido dos años antes; esto, si me disculpan, nunca lo entendí; porque fue la primera vez en la historia de vida democrática de la República Argentina, en el siglo XX, que un presidente después de dos períodos completos, más seis meses de yapa gracias al adelanto por la renuncia del anterior, repito, era la primera vez en su historia política que se entregaba el mando a otro presidente elegido democráticamente sin ningún quilombo en puerta, económico ni militar; no existe un antecedente así. Pero los sesudos analistas nos dicen que el responsable fue el que se fue, no el que le sucedió y estuvo dos años en el gobierno; esto que nos explican es como si usted entregara un coche en perfecto estado, al poco tiempo el comprador lo hace mierda y luego le echa a usted la culpa, no tiene sentido; pero si los “expertos” políticamente correctos lo dicen, así debe ser, amén.
Pero mi intención no es hablar de aquellos años, solo resaltar que fue un período de una década de inflación muy baja, con lo cual el ahorro creció, ahorros que luego incautaron con el famoso corralito a fines de 2001; pero no nos desviemos.
En economía política se dice que hay dos corrientes muy fuertes, la del austríaco Friedrich Hayek y la del inglés John Maynard Keynes; ambos del siglo XX; el segundo fallecido a poco de terminar la Segunda Guerra Mundial y el primero en 1992. Se cuenta que Hayek, después de leer la obra de Keynes se reunió con él y le demostró los errores en su teoría, lo que el inglés aceptó y le prometió corregirlos en un próximo libro, pero este nunca salió a la luz ya que murió de un infarto poco tiempo después.
Hayek fue premio Nobel de economía en 1974, mientras que a Keynes nunca se lo otorgaron; por otra parte, un profesor universitario de esta rama explica muy bien a sus alumnos que el reputado inglés nunca fue economista, que solo hizo un curso de seis meses de esta materia y sí tuvo teorías económicas, cambiantes, que las volcó en sus obras.
Y para que vean que no macaneo en cuanto a que Keynes no era economista vean cómo lo describe Hayek: “Como un hombre con muchas ideas que sabía muy poco de economía. De poca ilustración también. No sabía nada más que economía de Marshall [George Marshall era un general norteamericano, que llegó a secretario de Estado, ni siquiera fue ministro de Economía, el Plan Marshall lleva su nombre, que no hace falta ser un genio en economía para ofrecer un multimillonario préstamo a los países destruidos por la guerra]; era totalmente inconsciente sobre qué ocurría en otras partes. Conocía muy poco sobre la historia económica del siglo XIX. Sus intereses eran en gran medida guiados por atracción estética. Y él odiaba el siglo XIX, y por lo tanto supo muy poco de él. (…) Incluso dentro de la tradición inglesa sabía muy poco de los grandes autores monetarios del siglo XIX.”
Y resulta que a la hora de otorgar premios, a nivel mundial, la Academia Sueca se los da a los economistas llamados keynesianos; ¿raro no? Otorgan el máximo galardón mundial en economía a los que siguen a uno que nunca fue economista; esto sería más o menos como si le dieran el Nobel de medicina a los seguidores de las teorías de algún brujo o curandero.
Aunque no tan raro si uno piensa en cómo se fue desarrollando la economía, sobre todo desde la segunda mitad del siglo pasado. Un proceso lento, paulatino pero sin detención, que lleva a que las economías de las naciones tengan períodos de estabilidad, burbujas le dicen, y períodos de inestabilidad; donde todo se acomoda con devaluaciones monetarias para contener una inflación, lenta primero y otras galopante. En la Argentina conocemos unas cuantas, que por tiempo de duración y tamaño de las mismas este país debe ostentar un récord mundial difícil de superar, lo que podríamos traducir en trillones desde el cambio de pesos moneda nacional al signo actual, esto solo en menos de tres décadas.
El primero de los economistas mencionados, Hayek, es conocido por ser conservador y partidario del libre mercado, su gran obra es “Camino de servidumbre”, escrito a mediados de 1940; mientras que Keynes, un liberal que como sabemos en Inglaterra estos representan las ideas socialistas, es partidario de impulsar el gasto público; se cuenta que con estas medidas se logró salir de la gran crisis de 1929, pero ese fue un período excepcional como cuando una nación está en guerra; pasada la crisis hay que ver de lograr la estabilidad a largo plazo. Hayek consideraba que equiparar una economía en tiempos de paz con la planificación de tiempos de guerra era un error fundamental, que era lo que proponía Keynes.
También Hayek era un opositor abierto de los nazis y denunció que los males del nacionalsocialismo eran de la misma variedad que los errores del socialismo marxista, dijo: “Son el resultado de la negación de la libertad, y la deshumanización de todos los que no se ajustaran a la idea preconcebida de los burócratas de cómo debía ser una sociedad”.
A fines de los setenta, la alta inflación y el alto desempleo simultáneos en el primer mundo, parecían ser el legado de la economía keynesiana, esto hizo que se buscaran otras respuestas; y ahí estaba el hasta entonces criticado y dejado de lado Hayek; y resultó que la aplicación de sus ideas tanto en Inglaterra como en los EE.UU. dieron como resultado, además de la recuperación económica y el empleo, el derrumbe del Muro y el colapso de la URSS; y también dicen que en ningún otro lugar Hayek es tan apreciado como en el Este, las naciones que vivían tras la cortina de hierro, porque esas personas han visto y sufrido sus teorías, con la falta de libertad, estados policíacos y planificados hasta hacer imposible la vida; era lo que Hayek anticipaba hacia donde llevarían esos regímenes.
Como ven, y gracias a una formidable propaganda, o manipulación de la información, tenemos a los economistas keynesianos como los “gurúes” de la economía; mientras que al verdadero economista lo relegaron al olvido y silencio.
Para concluir y con lo dicho espero haber encontrado la respuesta a la pregunta de por qué antes nos enseñaban a ahorrar y ahora a endeudarnos, que entiendo es la siguiente.
La llamada globalización viene acompañada de un manejo central o concentrado de la economía; en la cual se requiere que los Estados se endeuden, enormemente; y si estos se endeudan también las personas deben hacer otro tanto. Hoy día desde los medios los periodistas encargados de temas económicos, aparte de decirnos a cada rato a cuánto está el dólar, que está atrasado, presentándolo como la única variedad de ajuste posible para mejorar la economía, etc., nos alientan a que tomemos créditos, hipotecarios y personales, al uso de la tarjeta de crédito; mientras somos permanentemente bombardeados con publicidad de los bancos, que conocen mejor que uno nuestra situación económica. La idea central es que vivamos endeudados, que uno no pueda ahorrar o no le interese ahorrar; y claro, para que uno no pueda ahorrar se necesita de la inflación, de altos impuestos que todo lo encarecen, que no le sobre un “cobre” en el bolsillo; así es que si antes uno solicitaba un crédito para comprar una casa o un auto, hoy muchos lo necesitan para comer y vestirse.
Esta es la respuesta que da a la gente la economía keynesiana: la ilusión de vivir en una economía de libre mercado; donde la realidad es que no existe tal libre mercado ya que lo que se impone en ella es la alta concentración de la riqueza, los monopolios y lobbies que todo lo distorsionan; siendo el resultado de su aplicación la antesala al totalitarismo. El keynesianismo es un socialismo con ropaje liberal, donde las diversas corporaciones, incluida la sindical, hacen su agosto en detrimento de la sociedad que dicen representar; es la otra cara de una misma moneda. Y de la manera como está planteado el juego global, con la economía planificada, el resultado va a ser el mismo, la vuelta a la esclavitud, una esclavitud inconsciente, donde por un lado hay esclavos adormecidos por el consumismo y las novelas, y por otro, esclavos masificados que pugnan por más esclavitud y defienden con piedras y palos su derecho a ser esclavos: es la grieta de los esclavos.
Les recomiendo El Estado servil (1913), de Hilaire Belloc, y Camino de servidumbre (1944), de Friedrich Hayek; además, como vemos que los keynesianos continúan en esta etapa postk, no se olviden de rezar.

http://www.paraguaymipais.com.ar/opinion/la-grieta-los-esclavos/

jueves, 14 de diciembre de 2017

PENSAR y RAZONAR

Libertad de pensamiento no es lo mismo que libertad de razonamiento, el primero es libre y el segundo no.
La libertad de pensamiento es mucho más vasta que la del razonamiento. Con la libertad de pensamiento se puede decir y llegar a cualquier conclusión; con la libertad de razonamiento las conclusiones están acotadas por los hechos.
Así resulta que la libertad de pensamiento casi no tiene límites, solo depende de la imaginación del que “piensa”; mientras que la libertad del razonamiento está severamente limitada y cuestionada por la conciencia, y el IQ.
Entonces, si algo podemos deducir es que el pensamiento es libre y puede ser muy imaginativo, mientras que el razonamiento carece de libertad y su imaginación está limitada.
La libertad de pensamiento, entonces, se presenta como una magnífica oportunidad para llegar a la conclusión que uno desea, sea falsa o verdadera; mientras que la libertad de razonamiento nos restringe nada más que a una conclusión, que puede ser contraria a los propios intereses.
Por tanto, ¿qué pesa más en la búsqueda de la verdad?, si es que esta es la meta: ¿el pensamiento o el razonamiento?
Y la respuesta lógica y razonable que encuentro, aunque a mí no me parece que esté bien, es que todo depende del interés particular de cada uno y su conciencia. Porque así está barajado el mundo, entre gente que piensa y gente que razona, conscientes e inconscientes. Gente que piensa e imagina cosas para llegar a la conclusión que le interesa; y otros que están acotados, pero libres, a la realidad de los hechos y sus derivados, sujetos a su conciencia.
Pero a no desdeñar ni uno ni otro, menos por intereses vanidosos; ya que ambos, pensamiento y razonamiento, se complementan; y sobre todo sirven para proyectar un futuro; porque, qué hubiera sido de nuestra historia si un Cristóbal Colón no hubiera imaginado o pensado, contra todo lo razonable de su tiempo, una tierra redonda, o la aparición de un Jesús, Señor de la Historia, anunciando a sus discípulos el calvario que debía sufrir para marcar un antes y un después de su venida y sobre todo mostrarnos el camino de la Salvación; seguramente hoy sería todo muy distinto sin la intervención de estos personajes, algo inimaginable o impensable.
Lo que no podemos hacer son hipótesis sobre lo que no pasó, y menos argumentar sobre estas hipótesis, porque no es razonable, esto entraría en el plano de la divagación o, como dije antes, en el ámbito de la libertad de pensamiento, pero no en el de razonamiento.

Así se entiende que pensamiento y razonamiento se complementan perfectamente, pero el pensamiento sin el razonamiento puede llegar a ser un dislate total.

http://www.paraguaymipais.com.ar/opinion/pensar-y-razonar/

domingo, 10 de diciembre de 2017

Camino al Planeta de los Simios

En torno a la cuestión de Corea del Norte y las amenazas de una nueva guerra mundial, que podría desatarse y el derecho que le asiste a estos de tener tan poderoso armamento, salieron estas reflexiones.
Pregunto al lector: ¿le darías a un mono una navaja o un AK-47? Tú, si tienes sentido común, seguro que no, pero sabrás que hay personas que sí lo hacen; por varias razones, aunque la principal es la económica, “total, mientras el mono me pague a mí qué me importa lo que haga con el arma”, es probable que algo así razonen los traficantes que pululan por el mundo; aunque sospecho que puede haber algo más detrás de todo este asunto de armar a los monos.
Otro grave asunto con los neomonos sapiens es que su población va en constante aumento y no hay miras, por el momento, que esta disminuya, todo lo contrario; y este crecimiento parece ser inversamente proporcional a la vida inteligente; formando estos simios grupos numerosos, aunque aún son minoritarios últimamente se han vuelto bastante poderosos, gracias a una prensa que por lo visto los ve simpáticos y con una crítica políticamente correcta alienta en su proceder; este aumento del poder los ha ensoberbecido a tal punto que cada día están más violentos y descarados.
Y la cosa está yendo a mayores, ya que a nivel global, como habrá notado, los neosimios actúan y reclaman lo mismo o cosas parecidas en todo el orbe; de ahí lo que expresé antes de que puede haber algo más que una simple reclamación de derechos en todo este asunto.
Porque, note usted que mientras estos neomonos nos hablan de paz, de progresismo, etc., no faltan los palos y actos vandálicos en cuanta manifestación realizan; ellos buscan que se les reconozca sus derechos a hacer lo que se les viene en gana (ya sea andar desnudos en la calle, cagar en cualquier parte, hasta tener sexo en público, monos/as con monos/as y viceversa, y otros que se declaran con derechos primitivos a ultranza, con lenguas también primitivas llenas de sonidos guturales a la vez que se proclaman dueños de inmensos territorios queriendo formar un Estado dentro de otro Estado, una monería).
Y uno tal vez los pueda llegar a comprender individualmente, porque en el fondo son monos y razonan y actúan como tales; pero lo que pasa, lo terrible del asunto, el quid de la cuestión, es que el diálogo es imposible porque ellos niegan tajantemente los derechos de los no-monos: no aceptan sus tradiciones, se burlan de sus creencias y encima quieren que adoptemos sus costumbres.
¿Qué le parece esta actitud de los neomonos? Pues sí, es totalmente injusta; aunque como verá, ellos no tienen la capacidad de darse cuenta, o no quieren entender, son caprichosos estos primates; ah, y si alguno de la manada se rebela, y comienza a razonar como un no mono, o lo matan o lo expulsan del redil, para ellos es un traidor a la especie.
Pienso que por este motivo y para que nuestro hábitat no se transforme en el Planeta de los Simios, es que no hay que permitir que los monos accedan a armas cada vez más poderosas, como las nucleares (que hoy en día parecen estar al alcance de cualquier Mono Sapiens), y si es posible ver de quitárselas todas, hasta las de juguete si es posible.
Como puede ver, el neosimio sapiens es un ser bastante jodido y engañoso, y si usted no tiene claras las ideas, es muy probable que se convierta en uno de ellos, o sea su esclavo en un futuro no tan lejano.


http://www.paraguaymipais.com.ar/opinion/camino-al-planeta-los-simios/

domingo, 3 de diciembre de 2017

PARADOJA DEL COMBATE DE LA VUELTA DE OBLIGADO 20-11-1845

Los argentinos conmemoran la batalla de la Vuelta de Obligado, ocurrida el 20 de noviembre de 1845 y decidieron declarar esa fecha Día de la Soberanía Nacional. Para ellos, aunque fueron derrotados, aquella fue una gesta patriótica, en la que sus soldados se enfrentaron a las naves inglesas y francesas que rompieron el bloqueo impuesto por el gobernador de la Confederación Argentina, Juan Manuel de Rosas; un bloqueo que afectaba a nuestro país y también al Uruguay; un bloqueo totalmente arbitrario que no permitía a los barcos paraguayos bajar sus mercaderías en los puertos argentinos ni uruguayos; además de la directa intromisión porteña en los asuntos del gobierno del Uruguay; y también estaba el no reconocimiento del gobierno argentino de nuestra independencia; mientras que los otros países vecinos ya lo habían hecho hace tiempo. Una serie de conflictos que se sumaron y derivaron en aquel enfrentamiento.
En realidad la Argentina había reconocido desde un comienzo la independencia paraguaya, tan es así que cuando ellos realizan la declaración de la suya, en la provincia de Tucumán en 1816, nuestro país no es invitado a participar de aquel Congreso porque estaba plenamente aceptado el reconocimiento de la República del Paraguay como un Estado independiente de la por entonces Provincias Unidas del Río de la Plata; pero luego los avatares políticos, los continuos cambios de gobierno, los intereses mezquinos de los comerciantes porteños, que vienen de antiguo, de su Aduana, fuente de su riqueza y poder, de creerse dueños absolutos del río aprovechando su situación geográfica, hicieron que dieran marcha atrás o desconocieran acuerdos firmados.
Y así llega luego al poder Juan Manuel de Rosas, conocido popularmente como el Restaurador de las Leyes, a pacificar su país de la anarquía en que se encontraba; pero este hombre acertado en muchas cosas y profundamente equivocado en otras, quizá mal aconsejado por aquellos mercantiles y también celoso de su Aduana, que le daba los recursos necesarios; tuvo la peregrina idea de no reconocer o ratificar nuestra independencia y además, otra idea más peregrina todavía, pretender rearmar el antiguo Virreinato con cabeza en Buenos Aires, amén de inmiscuirse en las políticas del estado uruguayo; es así que el conflicto con sus vecinos fue creciendo; un conflicto totalmente innecesario ya que por parte del Paraguay, nuestro país, nunca fue enemigo del argentino y hay infinidad de documentos que lo prueban.
Don Carlos Antonio López, podríamos decir que se cansó de escribir y buscar el diálogo con aquel gobernante, con enviados y notas en “El Paraguayo Independiente”. Esta enemistad que logró el gobernante argentino hizo que el Paraguay llegara a tener como aliado al Imperio brasileño cuando el aliado natural del Paraguay siempre fue Buenos Aires, la Argentina; y noten que mientras que por un lado Rosas se ganaba de enemigo al Paraguay los brasileños, astutamente, hacían todo lo contrario; y aquí cabe pensar si la masonería no influyó en las decisiones de Rosas, ya que los comerciantes ingleses, expertos en contrabando y manipulación política, desde las invasiones pisaban fuerte en dicho territorio.
Siempre pienso que muy otra hubiera sido la suerte de nuestras Repúblicas y la suerte de aquel gobernante, que luego se exilió en Inglaterra, si Rosas hubiera reconocido y aceptado como era lógico hacer nuestra Independencia, un hecho consumado que no tenía vuelta atrás; además de abrir su comercio al mundo y aceptar la libre navegabilidad de los ríos, la Argentina hubiera sido una potencia mucho mayor que el imperio brasileño, líder en la región; su geografía, su inmenso territorio todo hacía suponer esto, pero está visto que manos oscuras y tenebrosas no lo permitieron; y decidieron que Buenos Aires y su puerto sean los cancerberos que negaban el desarrollo de la región; y cuando por fin se abrieron igual Buenos Aires y su puerto continuaron arrogándose derechos sobre toda la Nación. Juan Bautista Alberdi, el mayor intelectual argentino del siglo XIX, lo denunció muy bien en infinidad de escritos y pagó con el exilio sus principios y amor por su patria, un exilio alentado tanto por unitarios como por federales.
Pero bien, veamos qué se decía por aquellos días de aquella famosa batalla realizada en lugar conocido como vuelta de Obligado, del río Paraná, en “El Paraguayo Independiente”:
La primera noticia se da el 3 de enero de 1846, Nº 35: “Consta de participaciones que las fuerzas navales de la Intervención, compuestas de tres vapores de guerra, cada uno con dos cañones de 80, y otros ocho buques armados, y en ellos como 85 cañones de otros calibres, que subieron por el Paraná hasta la vuelta de Obligado, adonde hallaron cuatro baterías mandadas levantar por el Dictador Rosas, y una línea de veinte y cuatro buques presos por tres cadenas, que cruzaban e impedían el tránsito del río. Las baterías estaban montadas por cuarenta cañones servidos por numerosa guarnición. Se trabó el combate, que duró por ocho horas, presentando las baterías una vigorosa resistencia y terminó por un desembarque.
“El resultado ha sido tomarse las baterías, los cuarenta cañones todo cuanto allí se hallaba, y los veinte y cuatro buques que formaban la dicha línea. Los cañones después de clavados fueron arrojados al río, reservadas solamente diez piezas de bronce, que fueron recogidas por el vencedor. Se calcula la pérdida de Rosas en cuatrocientos hombres, quedando herido su gefe Mancilla.
“Los buques de guerra de la Intervención vienen convoyando setenta embarcaciones mercantes, que en breve estarán en los diferentes puertos, a que se destinan. Tales son los primeros ensayos de nueva guerra, que ha de desolar la malhadada Confederación. Cuanto más corriere sangre, se irritarán más las pasiones, más se exaltarán las pretensiones, se hará más difícil la conciliación y paz, hasta que uno de los contendores quede postrado, y reciba la Ley del vencedor”.
El sábado 7 de febrero de 1946, Nº 40, “El Paraguayo Independiente” publica esta nota tomada del “Comercio del Plata” Nº 52, diario uruguayo fundado por el escritor y periodista argentino Florencio Varela, exiliado en Montevideo desde 1829: “Destrucción de las baterías de la vuelta de Obligado. El día 20 del corriente [1845] fueron atacadas las posiciones del enemigo en el Paraná, por las fuerzas combinadas Anglo-Francesa. La resistencia fue tenacísima; el combate duró, con igual calor, desde las 10 de la mañana hasta las 7 de la tarde, a cuya hora las baterías todas fueron tomadas, y el enemigo hecho pedazos, con terrible pérdida.
“Al ocupar las baterías se hallaron en una de ellas 250 muertos, y en la otra 160; todos ellos negros. Se tomaron 22 piezas de artillería. En un momento en que la infantería enemiga empezó a huir su propia caballería cargó contra ella para obligarla a volver al combate. Así se pelea voluntariamente por Rosas.”
“La pérdida de las fuerzas combinadas es como sigue: Los franceses 18 muertos y 70 heridos. (…) Los ingleses tuvieron 10 muertos y 25 heridos. (…) A las 5 y 45 minutos [de la tarde del día 20] el capitán Hotham desembarcó 325 hombres, infantería de tierra y de mar: una guerrilla al mando del capitán Sullivan fue recibida, al subir a la cuchilla, por un fuego vivo de mosquetería, pero la llegada del resto de la fuerza con el capitán Hindle hizo retirar al enemigo. Casi al mismo tiempo que el capitán Sullivan operaba el Gefe Francés su desembarco y se apoderaba de las tres primeras baterías, que empezó luego a desmantelar. El enemigo no hizo resistencia al desembarco. A la mañana siguiente fueron a tierra nuevas fuerzas y completaron la destrucción total de las posiciones: embarcaron 10 cañones de bronce y arrojaron al agua los demás.
“Juzgando por el número de muertos que se hallaron en las baterías y por las carretas que durante el día recogían los hombres fuera de combate se ha calculado la pérdida del enemigo de 500 hombres para arriba. El día 21 permanecieron las fuerzas combinadas en tierra sin ser absolutamente molestadas.”
Y es así que se da esta paradoja histórica: mientras que para los argentinos el combate de Vuelta de Obligado, el negar el paso a la escuadra anglo-francesa y a los más de setenta barcos mercantes que acompañaban es un símbolo de Soberanía, aunque hayan sido derrotados; para nosotros los paraguayos también debería ser otro tanto, otro día de principios soberanos, y con más razón, porque la escuadra anglo-francesa pudo romper el bloqueo, derrotarlos y pasar.
(20-11-2017)

http://www.paraguaymipais.com.ar/historia/paradoja-del-combate-la-vuelta-obligado/
Zona de los archivos adjuntos

martes, 14 de noviembre de 2017

No es persecución política

Noviembre 2017

Vemos en estos días, con los sonados casos de corrupción en la Argentina, que es una constante en la defensa de los acusados el siguiente argumento, dicen: “Es una persecución política”.

Bien, he leído los otros días un escrito judicial que circula por las redes y medios de una de las causas, donde a la expresidente le traban un embargo por diez mil millones de pesos (unos 600 millones de dólares, pavada de embargo), el rechazo de los jueces al alegato de la defensa de la inculpada es tajante, estos responden puntualmente los cuestionamientos de la defensa, que plantea la misma con argumentos políticos y técnicos, y hacen citas de otros casos punto por punto.
Entre otros párrafos se lee en el documento que a la acusada se la considera: “prima facie coautora penalmente responsable del delito de asociación ilícita en concurso real con el de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de la administración pública”. Más adelante el escrito firmado por dos jueces señala: “A nuestro juicio, los AGRAVIOS FORMULADOS POR LA DEFENSA no han logrado conmover los fundamentos brindados por el Tribunal a quo, ello de acuerdo al grado de certeza exigido según el estadio procesal por el que transitan las presentes actuaciones. En cuanto a la GRAVEDAD INSTITUCIONAL alegada por el impugnante, no demuestra que en las particulares circunstancias del caso, exceda el mero interés de las partes afectando a la comunidad, circunstancia que habilitaría la vía casatoria como tribunal intermedio”. En cuanto a lo que reclaman de intromisión del Poder Ejecutivo le responden, “…tampoco el impugnante demuestra la arbitrariedad que alega”.
Y este es el quid de la cuestión, porque para la Justicia valen los hechos, ya que los argumentos políticos no tienen nada que ver; los argumentos políticos pueden funcionar en un poder Legislativo para rechazar un planteo o no, pero no en los tribunales de la Justicia. En esta se debe demostrar con hechos la inocencia de lo que se les acusa, también con hechos los acusadores deben probar su acusación; por ejemplo si a fulano le acusan de un crimen, tanto fiscal como abogado defensor deben demostrar con testigos o lo que sea que es culpable o inocente; no valdrían argumentos abstractos e insustanciales, con respuestas como que se trata de un complot político en su contra. Por ejemplo, ante un Tribunal no vale decir “soy una abogada exitosa” para justificar su enriquecimiento, tiene que demostrarlo, los juicios que ganó, los montos que cobró, etc.
Entonces, de ahí que en estos casos de acusación de corrupción, donde el crecimiento patrimonial en sumas multimillonarias de manera inexplicable de los acusados, que no pueden justificar con los hechos, con facturas y recibos reales, de ahí, entonces, que recurran al único camino que les queda para defenderse, alegar que “es una persecución política”; así queda claro que lo hacen porque no tienen otro argumento, no pueden demostrar su inocencia con hechos, con documentos que avalen su extraordinario y veloz crecimiento patrimonial.
Y de la misma manera que se defienden también acusan: SIN PRUEBAS. El ejemplo más claro es el caso Maldonado. Este asunto es aún más escandaloso, porque mientras su cuerpo es examinado por medio centenar de peritos forenses, de parte, de contraparte, de cualquier parte, para que nadie dude del peritaje y las causas de su fallecimiento; con los informes que los expertos están brindando al público y a la Justicia, que dicen que murió ahogado, que no tiene golpes, que más de sesenta días su cuerpo estuvo en el agua, etc.; con todos estos datos reales, hechos fidedignos, que desmienten todo lo que se dijo antes, se cae el asunto de la “desaparición forzada” y el supuesto secuestro por la gendarmería; así y todo los grupos políticos que agitaron desde el primer momento el tema y utilizaron políticamente el asunto, igual siguen gritando sin nada que los avale “fue una desaparición forzada”, “fue la gendarmería”, cuando toda la evidencia dice lo contrario; hasta algunos gritan a voz en cuello "aparición con vida", esto último puede ser producto de ver tantas películas de muertos vivos.
Esta negación de la realidad más evidente sería algo inexplicable desde el punto de vista racional (y la Justicia es racional), pero no lo es desde el punto de vista de la ideología que sustentan estos grupos extremadamente corruptos y violentos, a los que como vemos no les interesa ni la verdad ni la justicia, ni siquiera el pobre flaco que murió, ellos solo buscan resultados que les sean favorables, sea como sea.
Además, con todos los antecedentes y hechos protagonizados anteriormente, cuando estaban en el poder, por estos que hoy se rasgan las vestiduras, el argumento de la “persecución política” suena a comedia grotesca, que por supuesto no causa ninguna gracia. Señores, el relato populista solo es apto para las tribunas, no sirve para los tribunales; donde funciona la República esto es así, otra cosa es en el país imaginario de Madurocondo.

http://www.paraguaymipais.com.ar/opinion/no-persecucion-politica/

miércoles, 11 de octubre de 2017

Paraguay entró en zona de Repichaje

Todo normal en nuestro fútbol, nada que nos sorprenda al sumar una eliminación más en la larga lista de torneos Mundiales, ya que a la fecha solo hemos asistido a seis de los veintiún mundiales que se disputaron, contando el próximo de 2018.

Y lo primero es lo primero, este logro se lo debemos a nuestros grandes dirigentes futboleros, a los que hay que felicitar calurosamente por la coherencia lograda en casi un siglo que llevan disputándose los mundiales. Aunque ellos, con su habitual modestia, como siempre, no se harán cargo de semejante logro y seguirán con lo suyo.

En la zona americana solo participamos dos veces: el primer Mundial, que se realizó en 1930 en el Uruguay y esto fue posible porque por entonces no había eliminatorias, y México 1986; luego fuimos meros espectadores en: Chile, Argentina, Brasil (dos veces), México 1970 y USA. No menciono otros continentes, sería aburrido.

Y en la participación internacional de nuestros clubes tampoco tenemos mucha relevancia, solo uno, Olimpia, nos ha dado brillo internacional; con varias Libertadores e Intercontinental.

Esa es nuestra realidad en este deporte, una realidad muy pobre por cierto, que no se condice con la soberbia que muchos tienen y demuestran antes de disputarse los partidos, y sobre todo con la desmesura con que la gran mayoría suele festejar un ajustado triunfo, la más de las veces sobre el final, resultado que tiene más que ver la suerte o la divina providencia.

De ahí que, con estos magrísimos resultados internacionales, no se entienda, al menos yo no lo entiendo, que se identifique a nuestra selección de fútbol con la figura del “león guaraní”, tan popular en las redes sociales; fíjense que lo estamos dejando muy mal al pobre león, al menos el que está en nuestro escudo. Además, pienso que este animal no nos representa porque no es autóctono, si alguna vez hubo algún león en el Paraguay habrá sido en un circo o en el Botánico, como rareza; por otro lado noten que en otros países sus selecciones deportivas sí se identifican con animales autóctonos, de su región o continente. Un león, por ejemplo, quedaría bien en una selección africana, sería algo coherente; pero no en nuestro país que lo conocemos solo por foto o de verlo en el cine en las películas de Tarzán.

Por todo esto, opino que deberíamos cambiar al león por otra especie más acorde a nuestro hábitat y que a su vez tenga que ver con la realidad de nuestro fútbol; porque si tenemos un poco de humildad debemos admitir que el rey de la selva a esta altura nos queda muy grande, enorme; así es que, me parece, que el bicho más acorde y coherente con los históricos resultados de nuestra selección nacional de fútbol, y sobre todo después de la derrota de última (no hay error, es “de última”, no “la última”) que sufrimos como locales, pienso sin ninguna duda que el animal que mejor representaría e identificaría a nuestra querida albirroja, sería el Urutaú.


Posdata: Que por favor no se les ocurra proponer como alternativa el Pájaro Campana; porque esta figura ya demostró, en los pocos mundiales que estuvo, su condición de yetatore; cada vez que la televisión lo enfocaba al rato nos encajaban un gol. Sí, en cambio, se podría aceptar la sugerencia de alguna variedad de mono o víbora, algo más acorde con nuestros brillantes dirigentes.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

El secuestro de Fidel nos afecta a todos

(2010)
Y lo liberaron a Fidel

Por suerte, fortuna, gracias a Dios, a las personas que negociaron, que pudieron pagar lo que los delincuentes pedían, Fidel Zavala volvió con vida. Que en definitiva eso es lo más importante, la vida; algo que saben bien los delincuentes que mantuvieron en vilo a la familia y a la sociedad durante más de tres meses. Claro, a ellos no les interesa la vida de los demás, sólo la suya, y quieren vivir bien a costa ajena; y no me digan que es para la revolución, para instaurar un gobierno del pueblo, etc., ese verso está gastado. El pueblo les dio en todo este proceso, como en los anteriores secuestros, la espalda y su repudio generalizado.
La payasada de exigir que se entreguen reses a la gente necesitada antes de su liberación los dejó aún más en ridículo. Si bien la carne fue recibida, no es cuestión de que se pudra y se tire, muchos dejaron clara su posición y los más dignos en este asunto fueron los nativos

Ante el secuestro de Fidel Zavala uno no puede permanecer indiferente, como en su momento fue el de Cecilia Cubas, en realidad no se debe ser indiferente ante ningún hecho criminal porque de una u otra manera, directa o indirectamente, nos afecta a todos.
Esta banda de delincuentes que se hace llamar epp lo más probable es que pretenda mantener al secuestrado cautivo por un largo período, y éste sólo sea el primero de una serie de plagios que tienen programados para usarlos como escudo humano, un remedo colombiano, y así mantener liberada y controlar una amplia zona en la que pueden cultivar y procesar la droga; a la vez que consiguen cuantiosas sumas por la extorsión a sus familias.
Es evidente que sus crímenes aumentarán si no hay medidas concretas para detenerlos ahora, antes de que se hagan más poderosos; el chantaje a empresarios y a cualquier comerciante es otra de las acciones que seguramente emprenderán, si ya no lo hicieron, y muchos pagarán por miedo a ser secuestrados o asesinados, ellos o algún familiar, pero principalmente pagarán porque saben que no hay garantías de un gobierno que hasta la fecha del secuestro lo único que hizo fue visitar a los parientes de la víctima, a la vez que logra distraer a la opinión pública de los temas principales con cortinas de humo.
Nuestro país no se merece un socialismo trasnochado, no se merece un Lugo o un Nicanor, no se merece un Calé o un Jaegli; pero por algo están donde están. Nuestro país tiene gente trabajadora y noble que ama su tierra, y es la que debe intervenir en el juego político para sacar a los indeseables.
Una medida que creo urgente se debe llevar adelante, es apoyar la eliminación de las listas sábana; que los legisladores no sean elegidos por padrinos o porque tienen plata para comprar el puesto; si quieren que este Poder represente realmente los intereses del pueblo éstos deben ser elegidos por el pueblo, sus mandatos se deben renovar cada comicio y no ser eternos; de ellos dependemos que haya leyes que protejan al ciudadano común y se apliquen, de ellos dependemos que hayan jueces probos e idóneos, de ellos dependemos que las fuerzas de seguridad sean conducidas por gente capaz y decente.
La creencia generalizada de que un presidente puede, mágicamente, terminar con la corrupción, la pobreza, etc., es una falacia, esta creencia sólo alimenta al enano fascista que cada uno lleva adentro y como vemos se termina eligiendo líderes cada vez más mesiánicos y corruptos.
Al pueblo le debe importar más que nada sanear el poder Legislativo, ya que éste es su auténtico representante; y si en un futuro logramos tener una mayoría de senadores y diputados elegidos en listas abiertas sin duda será para mejor; tomemos el ejemplo de los países más desarrollados donde el Parlamento es la fuerza más importante para sus habitantes.
Otra medida son las marchas, la sociedad puede muy bien rápidamente organizarse, como hacen los supuestos campesinos sin tierras (de Teixeira) y reclamar con cacerolas frente a la casa de gobierno o el poder Legislativo. Y así presionar y exigir a los legisladores, que como dije son los representantes del pueblo, las leyes que garanticen la seguridad ciudadana, el juicio político a quien corresponda, y si es necesario hasta la renuncia del mismo presidente y de los legisladores que no acompañen el clamor popular, a la vez que manifestar el merecido repudio a estos vándalos descerebrados que no representan ni a su abuela.
Hace 78 años, un 23 de octubre, los estudiantes se manifestaron por la defensa del país y la respuesta de aquel gobierno fue criminal; si bien hoy día no está en juego la integridad territorial, sí está en juego la libertad; y si no se la defiende, como dije antes, presionando a los que tienen el poder y la obligación de hacer cumplir la ley, seguramente ésta se perderá y la nación volverá a ser presa de una dictadura, que sin dudas esta vez será más atroz.